Casi tocando el cielo

**un penthouse cuyo proyecto de interiorismo se basó en la búsqueda deespacios de encuentro que permitan el pleno disfrute de diversas intensidadesy energías cotidianas.

Casas 12 de julio de 2012 Espacio&Confort

Esta propuesta, puesta en manos de la arquitecta Karina Vinocur y sus colaboradores, tuvo como objetivo generar una imagen interior integral a partir de los requerimientos  de sus propietarios y el lenguaje propio del edificio.
El gusto de recibir amigos o compartir momentos en familia se refleja en la manera que se pensó la arquitectura interior de este soberbio “hábitat en las alturas”.
Un penthouse de 420 m² cubiertos, con 150 m² de terrazas y balcones, al cual se le destinó gran relevancia a las áreas sociales. Ámbitos muy concurridos donde el confort, la espacialidad, la luminosidad y el buen gusto en su decoración juegan un papel preponderante.
Estas estancias se definen dentro de una caja monocromática - engamada en los off-whites -, que oficia de marco ideal para la ambientación reinante, donde priman pocas y buenas piezas de mobiliario de clara modernidad.


Toda la carga de color – uniforme y neutra, con sutiles variaciones tonales – está dada en el equipamiento y en los elementos decorativos que dan forma a una composición de extrema contemporaneidad, en la que el arte también tiene su lugar protagónico.
(Dos cuadros de la artista plástica María Torrallardona se exponen uno en cada planta de este magnifico penthouse quilmeño).
Dentro del sector del estar ubicado en la planta baja, todo está organizado para una forma flexible y descontracturada de vida. Un lay-out que ofrece una sucesión de posibilidades que se encadenan generando un rato más para el pleno disfrute y la buena compañía.
El lay-out del piso superior permite comidas masivas y espontáneas, alternadas con propuestas de lounge interiores y al aire libre.
El comedor principal se unifica visualmente con el estar a través de la continuidad material del solado y del cielorraso. El estilo actual de las piezas que lo conforman acentúa la forma de vivir y relacionarse de sus moradores.
En la cocina, en clave ultra moderna, impera la sencillez y funcionalidad. Se trazó una isla central y el resto de la composición gira en torno a ella.
Las habitaciones de los adolescentes rodean estratégicamente a un family–room. Un espacio muy cool equipado con audio, videojuegos y equipo de música. Con un plus: un sector que oficia de estudio.
Como hilo conductor de este proyecto, se materializó un lenguaje de “grillas” que recorre todo el dúplex.

En los dormitorios, ofician de grilla-cabecera de cama, o como boiserie en el hall de acceso. En los cuartos de baño, se consolida a modo de guarda-ropas, o como exhibidores de preciados tesoros, en las circulaciones y toilettes.
Una grilla de casi 10 metros de longitud se transforma en protagonista absoluta en el estar de la planta baja. En formato de módulo multifunción, contiene un home theatre, zonas de guardado y de exposición, además de un módulo-puerta que permite sectorizar o integrar el estar-comedor con la master suite.
Sobre uno de sus planos verticales, se luce una fotografía de la ciudad de Nueva York, autoría del reconocido fotógrafo Javier Etcheverry.
Para disminuir la incidencia de los rayos solares pero sin opacar la visuales del entorno citadino y del Río de la Plata, se optó por módulos Duette Sheer que dan un touch  de distinción y calidez y, a  la vez,  privacidad a cada uno de los ambientes.
La iluminación artificial es una acertada mixtura entre luz general y particular que por medio de recursos puntuales y escenográficos, enriquecen la decoración de cada estancia.
Por su parte, el proyecto paisajístico a cargo del ingeniero Alfredo Benassi, buscó imprimir una innegable calidez a los espacios abiertos - terrazas y balcones -por medio de una colorida vegetación y piezas de mobiliario out-door de alta gama.
Bienestar y tranquilidad se conjugan en este soberbio penthouse. Un proyecto de interiorismo donde la estética y la función van de la mano.

Fotos: Leandro Arévalo
Texto: Dis. de Interiores Ana Thorschmidt


[ INFORMACIÓN ]
Tipo de proyecto: Penthouse. Vivienda Unifamiliar
Ubicación: Quilmes, Pcia. Buenos Aires.
Superficie: 420 m² cubiertos
150 m² de terrazas y balcones


[ PROYECTO ]
Arq. Karina Vinocur
www.karinavinocur.com.ar
[email protected]
Cel. (0221) 15 465 9004
Colaboradores: Arq. Cielo Franzino

Te puede interesar
Chascomus_03

Tranquilidad y naturaleza

Espacio&Confort
Casas 06 de febrero de 2024

Descubre cómo esta residencia va más allá de los límites convencionales, fusionando la modernidad arquitectónica con la serenidad natural en un entorno único en Chascomús.

Marciano-De Micheli_10

Abrazada a la topografía

Espacio&Confort
Casas 06 de febrero de 2024

Una imponente residencia diseñada por el Estudio Marciano - De Micheli en el pintoresco entorno del campo de golf de Cariló, que maximiza las visuales y desafía la topografía única del terreno que el que se implanta.

Lo más visto